El Soborno

El Soborno
1361 110

En el Islam, soborno es cualquier cosa que se ofrezca con el fin de que se invalide algo que es correcto o para lograr que se haga algo injusto. No solo es un delito sino que es un pecado mayor, ya que Al-lah todopoderoso dijo: {No usurpen injustamente los bienes materiales unos a otros, ni sobornen con ellos a los jueces para conseguir ilegalmente la propiedad ajena a sabiendas} [Corán 2:188]. Adh-Dhahabi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, comentó que esto significa que está prohibido dar bienes a las autoridades para comprar su lealtad o inducirlos a que les otorguen lo que es derecho de alguien más, a sabiendas que esto está prohibido.
Los que aceptan sobornos están, sin duda, consumiendo ganancias ilícitas y son enfáticamente censurados y reprendidos por Al-lah, Quien les dice: {Verás a muchos de ellos precipitarse en el pecado, la injusticia y apoderarse de los bienes ajenos. ¡Qué mal está lo que hacen!} [Corán 5:62].
El soborno amerita ser maldecido
Cuando el soborno impera en las sociedades, provoca la pérdida de los derechos y la prevalencia de la injusticia y la corrupción. Por esto es que ‘Abdul-lah Bin ‘Amro, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, “maldijo al que ofrece sobornos y al que los acepta” (lo citan: At-Tirmidhi, Abu Dawud y Albani, quien lo clasifica como auténtico).
En otra ocasión, una persona a quien el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, había designado para recolectar el Zakat (caridad obligatoria), se presentó ante el Profeta y dijo: “Esto es para ustedes, y esto se me dio como un regalo”; entonces el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, para aclarar el castigo que corresponde a una persona que recibe sobornos, subió al púlpito y dijo: “¿Qué le pasa a un recolector designado por mí, que viene luego y me dice: ‘Esto es para ustedes y esto me lo dieron como un regalo’? ¿Por qué no va y se sienta en la casa de su padre y su madre y ve si le llegan los regalos? Juro por aquel que tiene el alma de Muhammad en Su Mano, todo aquel que reciba este tipo de regalos aparecerá el Día de la Resurrección cargándolos sobre su cuello; tal vez aparezca cargando un camello gruñendo, una vaca mugiendo o un cordero balando”. Así pues, quien recibe sobornos estará cargando muchos pecados en el Día de la Resurrección y será interrogado y cuestionado por ellos.
Debemos saber que la prohibición de recibir sobornos es categórica. Hay ciertas excepciones relacionadas con la persona que paga sobornos. Obviamente es prohibido que una persona soborne a otra persona para quitarle a alguien más su justo derecho o para causarle una injusticia. Sin embargo, si una persona se ve obligada a pagar un soborno como último recurso para poder obtener su justo derecho o para impedir una injusticia, entonces en este caso se hace permitido el pago.
La diferencia entre un soborno y un regalo
Aunque parezcan similares, la principal diferencia entre un soborno y un regalo es la intención. El soborno se entrega usualmente para impedir que otros obtengan su justo derecho o para obtener algo que no es su justo derecho. Por otro lado, la intención detrás de un regalo es ganar afecto, fortalecer relaciones o mostrar benevolencia.
Las dañinas consecuencias del soborno
Finalmente, citaremos algunos de los principales daños y perjuicios que provoca el soborno.
1. Provoca la ira de Al-lah Todopoderoso, los sujetos envueltos en esta práctica serán maldecidos por Al-lah y sufrirán Su castigo.
2. Corrompe la sociedad desde la élite hasta sus bases, incluyendo a las autoridades y a sus súbditos.
3. Viola los derechos de los débiles y los oprimidos.
4. Expone al sobornador y al sobornado al castigo del Día del Juicio, cuando se les atará sus manos y serán lanzados al fuego del Infierno. 

Related Articles

Artículo más visitado

Purificación del alma

Misericordia y compasión del Profeta

La compasión y la Misericordia para con los demás son algunos de los atributos que Al-lah, el Altísimo, ama y aprueba en sus siervos. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah...más