Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Temas de actualidad

Un vistazo a la gran preocupación del Islam por las mujeres

Un vistazo a la gran preocupación del Islam por las mujeres
577 166

1. Cuando se reveló la religión del Islam al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, era costumbre de la gente de la época preislámica despreciar y detestar a las mujeres. Al-lah, Glorificado sea, dice: {Cuando se le anuncia a uno de ellos [el nacimiento de] una niña, se refleja en su rostro la aflicción y la angustia} [Corán 16:58].
Desdeñaban a las niñas y solían enterrarlas vivas. El Islam prohibió esto y enfatizó el hecho de que deben ser honradas y tratadas con dignidad. Al-lah, Glorificado sea, dijo: {Cuando se les pregunte a las niñas que fueron enterradas vivas por qué pecado las mataron} [Corán 81:8-9].
En algunos hadices, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dice: “Quien cría a dos hijas hasta que se independizan, estará el día de la resurrección junto conmigo como estos dos (y juntó sus dos dedos)” (Muslim); “Quien haya sido puesto a prueba con sus hijas y las trata gentilmente, sus hijas le servirán como un escudo del Infierno” (Bujari y Muslim).
2. Cuando se reveló la religión del Islam al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, era la costumbre de la gente en la época preislámica impedir que las mujeres recibieran su herencia. El Islam les dio este derecho sin importar si era mucho o poco. Al-lah dice: {A los varones les corresponde un porcentaje de la herencia que dejen los padres y parientes más cercanos, y a las mujeres otro porcentaje de lo que los padres y parientes más cercanos dejen. Fuere poco o mucho, les corresponde [por derecho] un porcentaje determinado de la herencia} [Corán 4:7].
3. Cuando se reveló la religión islámica al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, la costumbre de los hombres era tomar a las mujeres como objeto de herencia contra su voluntad. Cuando el esposo de una mujer moría, podía venir uno de sus herederos y lanzarle una ropa encima, luego decir: “Yo la heredo a ella así como he heredado sus bienes”; eso le daba a ese hombre derecho a controlar su voluntad. El Islam prohibió esto. Al-lah, Glorificado sea, dice: {¡Oh, creyentes! Quedan abolidas las costumbres [paganas preislámicas] de heredar a las mujeres como un objeto…} [Corán 4:19].
4. Cuando se reveló la religión del Islam al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, la costumbre de los hombres era obstaculizar el libre acceso de las mujeres a su justo derecho. Un hombre podía impedirle a una mujer, que se divorció de él, volverse a casar mientras no le devolviera todo lo que él había gastado en ella. Un padre podía impedir que su hija se casara, y así también podía hacerlo el hermano. Un hombre podía maltratar a una mujer y negarse a divorciarla si ella no pagaba un rescate por tal motivo.
El Islam prohibió todo esto y erradicó esa conducta. Al-lah, Glorificado sea, dijo: {¡Oh, creyentes! Quedan abolidas las costumbres [paganas preislámicas] de heredar a las mujeres como un objeto y de obligarlas a casarse y retenerlas por la fuerza para recuperar parte de lo que les habían dado, a menos que ellas cometan un acto de inmoralidad} [Corán 4:19].
{Si expresan la voluntad de divorcio a sus mujeres y estas cumplen con el plazo de espera, no pueden impedirles que se casen, si lo han convenido mutuamente [sobre bases] correctas} [Corán 2:232].
5. Cuando se reveló la religión del Islam al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, las mujeres sufrían opresión de parte de sus esposos, además de maltrato físico y verbal. El Islam prohibió todo eso y obligó al esposo tratar a su esposa como él desea que ella lo trate a él. Al-lah, Glorificado sea, dice: {En lugar de eso, traten amablemente a las mujeres en la convivencia} [Corán 4:19]. {Ellas tienen tanto el derecho al buen trato como la obligación de tratar bien a sus maridos} [Corán 2:228].
6. Cuando se reveló la religión del Islam al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, el luto que debía guardar una mujer por su esposo muerto era de un año completo. El Islam lo redujo a un tercio de eso. Al-lah, Glorificado sea, dice: {Las viudas deberán esperar cuatro meses y diez días. Luego de ese plazo no serán reprochadas por lo que dispongan hacer consigo mismas [siempre que sea] de manera correcta, y Dios sabe lo que hacen} [Corán 2:234].
7. El Islam instruyó que se tratara gentilmente a las mujeres. En un hadiz, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Sean gentiles con las mujeres” (Bujari y Muslim).
También prohibió que el esposo odie a su esposa creyente. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Un hombre creyente no debe odiar a una mujer creyente. Si alguno de sus atributos le disgusta, habrá con seguridad otro que le guste” (Muslim).
“Los mejores entre ustedes son los más gentiles con sus esposas” (Tirmidhi).
“Esta vida es placentera, y lo más placentero de ella es una esposa virtuosa” (Muslim).
Cuando indicaba las características de una mujer piadosa, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Es la mujer cuyo esposo se complace al mirarla, que obedece sus órdenes y protege su honra y sus bienes cuando él no está” (Ahmad y Nasa’i).
 

Related Articles