Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Cuestiones de Fiqh

Los destinatarios del Zakat

372 148

Al-lah todo poderoso clasifica a los beneficiarios del Zakat en ocho categorías; Al-lah dice: {El Zakat debe ser distribuido entre los pobres, los menesterosos, los que trabajan en su recaudación y distribución, aquellos de los que se desea ganar sus corazones, la liberación de los prisioneros, los endeudados, la causa de Dios y el viajero insolvente. Esto es un deber prescrito por Dios, y Dios lo sabe todo, es Sabio} [Corán 9:60].
A continuación está a la lista de las ocho categorías de los destinatarios, con una breve descripción de cada uno.
1. Los pobres (al fuqará), son los que no tienen suficientes bienes para satisfacer sus necesidades y las de sus dependientes, como alimento, bebida, ropa y vivienda. Una persona puede considerarse pobre de acuerdo a su situación, aunque posea el mínimo imponible para pagar el Zakat (Nisab)
2. Los menesterosos (al masakin), son los que tienen más o menos que los pobres, sin embargo se rigen bajo el mismo precepto. Aunque tengan casas y ropa decentes pueden considerarse pobres y necesitados si no poseen suficiente para cubrir sus necesidades básicas. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, definió a los masakin en algunos hadices así: “El miskín no es el que va entre la gente mendigando para que les den un bocado o dos, un dátil o dos. El miskín es aquel que no teniendo suficiente para cubrir sus necesidades, pero evita decirle eso a la gente para que no le den caridad ni se pone a mendigar” (Bujari).
3. Los funcionarios que se ocupan de su recolección y distribución. Son los musulmanes que se contratan para la recolección del Zakat por persuasión o de forma obligada. Se les da sus salarios del Zakat.
4. Para calmar los corazones (al muallafati qulubhum). Son esos musulmanes nuevos cuya fe es débil y pueden a veces influir en sus semejantes. Entonces se les da del Zakat para apaciguar sus corazones, fortalecer su fe y lograr que se consolide su Islam. Esto con la esperanza de ganar algún beneficio de ellos o evitar un mal. Entonces, se les puede dar el Zakat a los no musulmanes con la esperanza de que se islamicen o su gente pueda aceptar el Islam.
5. Liberar esclavos. El objetivo de esta categoría es comprar esclavos musulmanes y liberarlos solo para complacer a Al-lah. También se aplica a aquellos esclavos que habrían llegado a un acuerdo con su amo para comprar su libertad, para ayudarles a cumplir con sus pagos y ser libres.
6. Los endeudados. Son los que tienen una deuda que adquirieron por motivos lícitos y no pueden pagarla. A ellos se les da el Zakat para que puedan pagar su deuda. Esto por las palabras del profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Mendigar no es permitido, excepto para tres personas: el que es muy pobre, el que tiene una deuda muy grande y el que debe pagar una deuda de sangre” (Tirmidhi y Abu Dawud).
7. En la causa de Al-lah. Esto se gasta en casos de una guerra justa para el solventar los gastos del combate. El Imam Ahmad opinaba que esto se aplica también a solventar a los que desean peregrinar pero no tienen con qué.
8. Los viajeros en apuros. Son los que gastaron todos sus fondos durante su viaje y quedaron varados lejos de su casa. Así es que se les da del Zakat para cubrir sus necesidades durante el viaje aunque en sus casas sean pudientes. Esto es en caso de que no hubiese nadie que le dé un préstamo para que pueda cubrir sus necesidades durante el viaje, pues, de ser así, debe aceptar el préstamo y no tomar del Zakat si es una persona con recursos en su ciudad (según la escuela malikí de jurisprudencia).
Esto solo aplica si su viaje fue por una causa licita y no para pecar.
Líneas generales
1. Si un musulmán paga su Zakat a alguien dentro de las ocho categorías ha cumplido con su obligación; sin embargo, debe dar prioridad a los beneficiarios de mayor importancia o necesidad.
2. El Zakat no se puede dar a aquellos que el musulmán tiene por obligación sustentar, como los padres, los hijos o la esposa, pues es su obligación cubrir sus necesidades aparte del Zakat.
3. El pago del Zakat no es válido si no va acompañado de la intención. Si alguien lo da sin la intención de pagar su Zakat obligatorio no se considera Zakat. Esto es porque el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos dijo que las obras son según las intenciones y que cada persona será retribuida según sus intenciones (Bujari).

Entonces, quien lo paga debe hacerlo con la intención de pagar su Zakat obligatorio. Además, la intención debe ser solo para complacer a Al-lah, pues la intención sincera es una condición para la validez de las buenas obras.
 

Related Articles